El puesto escolar en los centros concertados cuesta casi la mitad que en la enseñanza pública

Enseñanza pública y enseñanza privada no son realidades excluyentes sino totalmente complementarias. En el caso concreto de la enseñanza privada, concertada o no, cada centro tiene un carácter propio, que define su línea pedagógica y formativa, y que constituye una garantía para las familias que lo escogen de que el centro se compromete a hacer reales los principios que han motivado dicha elección. Porque no todas las familias buscan la misma educación para sus hijos, y no todos los alumnos tienen por qué ser educados del mismo modo.

Teniendo en cuenta que con nuestros impuestos se financia, entre otras cosas, la educación, la enseñanza privada no es más cara que la enseñanza pública. Es más, allí donde la enseñanza privada está concertada, el puesto escolar tiene un gasto cercano a la mitad del invertido en la enseñanza pública. Y este aspecto no va en detrimento de su calidad educativa, claramente avalada por los resultados obtenidos y la experiencia contrastada.

Este modelo de enseñanza busca la excelencia y la formación integral de los alumnos, con centros educativos abiertos a toda la comunidad educativa, con profesionales de primer orden comprometidos con su labor, con un trato cercano y personalizado, siempre en vanguardia con la innovación educativa y atendiendo necesidades que, en muchos casos, sólo de este modo se pueden cubrir.
www.aciertaconmicole.es